Seguidores

sábado, 24 de diciembre de 2011

Prólogo

Erase una vez una chica que estaba harta del mundo. Sí, estaba harta de la típica y fría realidad aún más dura de por sí para ella, y es que Miriam, que así es como se llamaba la chica, nunca había conocido el amor. No había sentido nunca esas mariposas en el estómago de las que hablaba todo el mundo, y su primer beso había sido una mierda. Sus amigas y la gente de su alrededor no paraban de contarle cosas de ese extraño y lejano sentimiento del que ella sólo había oído hablar. ¿Qué se sentiría al poder contar con una persona todos los días, al sentir su apoyo incondicional?¿Y al oír un te quiero? No tenía ni puta idea. Ella sólo había conocido relaciones superficiales, vamos el estar por estar de toda la vida, y se sentía vacía. Estaba harta de que la utilizaran cuando y para lo que les diera la gana. hasta que un día se cansó y se dijo a sí misma: pues si el amor no viene a mí, tendré que buscarlo no? Supongo que alguien habrá en el mundo que esté dispuesto a llevar una relación normal, que no tenga que estar contando los días para verle porque le vea todos o que no me tenga que rayar porque no se ha conectado al messenger... Pues la verdad es que no se equivocó. Aquel día, ni siquiera se le pasaba por la cabeza la historia de amor que empezaría un mes después, el día que su vida dio un giro de 360 grados. Aquel día sólo se limitó a conectarse al messenger. Bingo, conoció a un chico. Y desde entonces su vida cambió por completo, este chico se metió en su vida desde el primer momento, desde el primer saludo. Fue el primer sueño de su vida que se cumplió rápido, sin esfuerzo. El chico de la sudadera blanca caló muy hondo en su corazón, se dio cuenta de que ambos se necesitaban, y Miriam aceptó encantada, porque no sólo no sabía lo que era recibir cariño, sino que tampoco sabía lo que era darlo. Se convirtió en la razón de su vida, y su única felicidad era demostrarle el cariño que le tenía, protegerlo y escucharlo. ¡Sí, por fin había encontrado el amor de su vida!

1 comentario:

jose manuel rodriguez blanco dijo...

muy bonito


cambia de letra, se te sentirá mejor

besos: jorobla motril